Retomando la escritura... Después de un tiempo sin estar por aquí, retomo el hilo con esta entrada en la que os contaré un poco sobre la ...

Retomando la escritura...

Después de un tiempo sin estar por aquí, retomo el hilo con esta entrada en la que os contaré un poco sobre la nueva novela (en principio corta) que tengo pensado publicar próximamente.


Se trata de En el interior del traje, esta historia fue en sus inicios un relato que escribí para un concurso ya hace unos cuantos años. Más adelante lo retoqué un poco y lo tenía colgado en Wattpad. Era un relato de tan solo 13 páginas porque así lo hice para el concurso pero realmente creo que tiene potencial para convertirse en algo más. El género de esta novela no tiene nada que ver con lo que ya he publicado (a saber Sueños de Otro Mundo, Volumen 1: Fuego y Sueños de Otro Mundo, Volumen 2: Agua) y si tuviera que meterlo en alguna categoría lo haría dentro de la Ficción pero no clasificable más allá de eso (no me miréis así, "no clasificable" es una opción que da Amazon a la hora de escoger categoría) Es una historia mundana, que podría ocurrir a cualquier persona.

Si me he decidido a publicar esta novela y no alguna de las que ya tengo empezadas (que son bastantes, la verdad) es porque quiero alejarme un poco del terror, ya que también me gusta escribir otros géneros.

Pendiente queda pues, la resolución de Sueños de Otro Mundo con el Volumen 3 que espero esté preparado para 2019. Mientras tanto, he pensado que sería buena idea ir dando forma y terminando todos los escritos que algún día comencé y que han ido quedando abandonados a su suerte.

Las ideas nunca dejan de aparecer y se me han ido acumulando cual granos de arena en el desierto. Además es bueno de vez en cuando desconectar de la escritura académica (que está muy bien) y pensar un poco más en la literatura para no olvidar lo bien que me siento creando historias.



En resumidas cuentas, En el interior del traje cuenta la historia de Michael, un tipo de cuarenta y tantos que se ha quedado sin trabajo y tiene que sacar adelante a sus dos hijos. Su mujer lo ha dejado por otro y se ha ido a vivir a otro país olvidando sus responsabilidades como madre, pero lo único en lo que piensa Michael es en poder comprar comida. Es una historia llena de prejuicios y estereotipos que enseguida podréis reconocer y que no está basada en ninguna historia real, al menos no tengo consciencia de ello. Lo acompañaremos en su odisea para encontrar un trabajo a pesar de contar con un excelente currículum y veremos cómo la apariencia determina si eres una persona u otra...

Espero poder daros más noticias sobre su publicación en breve. ¡Permaneced en sintonía! 

En la última entrada que escribí explicando mi vida estudiantil y que acabo de releer (¿quieres leerla tú?  AQUÍ ESTÁ  ) me decía a mí ...



En la última entrada que escribí explicando mi vida estudiantil y que acabo de releer (¿quieres leerla tú? AQUÍ ESTÁ ) me decía a mí misma que empezaba retomando los estudios con mucha garra... y me preguntaba cómo estaría de allí (Octubre) a Enero. 

El tiempo corre a una velocidad extrema, y ya estamos en Junio. Casi ocho meses frenéticos en los que me ha pasado de todo y en los que he aprendido muchísimas cosas, tanto a nivel académico como personal.

Por lo que respecta a la escritura me vi en la obligación de dejarla de lado y bien que he hecho. Después de pasar los ¡doce exámenes! de este curso puedo afirmar que es una auténtica locura y más compaginándolo con un trabajo a jornada completa. Estoy a la espera de saber los resultados de estos seis últimos exámenes, pero de momento puedo anunciar a bombo y platillo que: ¡HE VUELTO! 

Me está costando hacerme a la idea de que ya soy libre de obligaciones estudiantiles, sin embargo es ya una realidad y no veo el momento de retomar mis asuntos literarios. Por lo pronto empiezo con esta entrada para el blog y espero contaros muchas más historias sobre los proyectos que aún están por llegar.

El tiempo avanza, pero aún queda mucho por hacer. 
#monikaferen


Estoy más feliz que una perdiz


Hace ya tiempo que no publicaba ninguna entrada aquí en el blog. Lo cierto es que rara vez se me ocurre qué escribir (aunque escribir es ...


Hace ya tiempo que no publicaba ninguna entrada aquí en el blog. Lo cierto es que rara vez se me ocurre qué escribir (aunque escribir es algo que me encanta, por algo este blog es más bien de literatura: la mía propia, jaja)

Pero hoy he venido a contar algo diferente... Como he retomado mis estudios de Antropología, es de recibo que explique mi experiencia en la Uned y mi decisión de volver porque además este hecho me mantendrá un poco alejada de la escritura (literaria) por unos meses al menos.

Los Libros, Estudiante, Estudio


Y como este blog es un lugar ecléctico como yo, seguro que no se enfada si publico una entrada que poco o nada tiene que ver con asuntos literarios. ¿Un blog con sentimientos? Sí, suena raro, pero es que así soy yo.
Empecemos...

Palomitas De Maíz, Película, Celebración
Va a ser una entrada larga, se sugiere y recomienda el uso de un bol de palomitas colmado hasta arriba...


BREVE RESUMEN DE MI VIDA ESTUDIANTIL
Lo único que recuerdo del colegio cuando era pequeña es que me gustaba mucho ir (excepto el primer día que según parece lloré como una magdalena -¿por qué lloran las magdalenas? ¡Qué triste!-) Me gustaba mucho leer y había una profesora que me daba "pesetas" por lo bien que lo hacía. (Esto me lo han contado porque mi memoria es pésima)
Sacando algunos pequeños detalles (como una profesora que me dio un coscorrón por no saber hacer bien una operación, en primero de primaria) el inicio en los estudios fue muy bueno para mí.

Pasteles, Muffins, Pastelería
¡Pobres magdalenas! Siempre llorando... 


Fue con la implantación de la ESO cuando empecé a flaquear. No sé si fue el hecho de que tanta novedad me abrumó (pasamos de tener un solo profesor para todas las asignaturas a tener uno diferente para cada una) o el paso del colegio al instituto, pero fuera como fuese, en 1º de la ESO ya suspendía hasta siete materias (de doce, +/-) 1º ESO no se podía repetir por aquel entonces, y te pasaban a 2º aunque llevases más de tres suspensas (tal fue mi caso) El desinterés era evidente por mi parte, faltaba a clase, me aburría, no prestaba atención... Tal vez el sistema educativo tal y como está planteado no estaba hecho para mí. Repetí 2º de la ESO lo que me llevó a compartir clase con chicos y chicas más jóvenes que yo, cosa que no me importaba porque mi desinterés seguía omnipresente.

Pasé para 3º con materias sin aprobar, repetí 3º, intenté colarme en unas clases especiales para alumnos con problemas y no me dejaron porque decían que si yo no estudiaba era porqué no me daba la gana no porque no pudiera. A veces intentaba prestar atención en clase o hacer los deberes, pero el entusiasmo no me duraba mucho tiempo. ¡Todo me aburría a niveles estratosféricos! Y como no lo recuerdo muy bien, tampoco he podido entender el porqué al 100%. A mi entender fue una mezcla de adolescencia con una pasividad absoluta, ya fuese por mi baja constancia o el desinterés sin más (menos mal que iba a ser breve con mi resumen de vida estudiantil)

El caso es que pasé a 4º de la ESO otra vez con asignaturas sin aprobar de 3º, y fue todo un fracaso... Antes de llegar las navidades abandoné el instituto sin mirar atrás y nunca regresé. Corría el año 2002, ya casi el 2003 y yo con mis 17 años había desperdiciado el tiempo estudiantil de una manera catastrófica.

Personas, Mujer, Adiós, Guantes, Frío
Chao pescao


Enseguida me di cuenta de que no tener el graduado de la ESO no era una opción, lo necesitaba si quería trabajar. Así que me apunté a unas clases nocturnas para intentar sacarlo. Por haber repetido 2º de la ESO en el instituto, me correspondía hacer los cuatro cursos (sino hubiera sido solo 3º y 4º) Por suerte para mí en estas clases nocturnas se hacía 1º y 2º en un año, y 3º y 4º en otro. Vamos, que si me ponía las pilas podía sacarme la ESO en dos años.

La profesora era la misma para todas las asignaturas (¡un beso, Lola!) y había menos asignaturas que en el instituto. Bien fuera porque la profe se explicaba divinamente o porque me resultaba más fácil atender a las 20:00 de la tarde que a las 09:00 de la mañana... el caso es que aprobé a la primera y con muy buenas calificaciones, para mi sorpresa.

En 2005 ya tenía el graduado de la ESO. ¡Yupi!

Sparkler, Explotación, Manos
Te mereces un pin, bonita...


Después me olvidé de los estudios por completo, empecé a trabajar y siempre tenía en mente que estudiar no era lo mío, que nada me interesaba... y bla, bla, bla. Chácharas incesantes de un cerebro que no quiere esforzarse lo más mínimo. Sí, el mío.
Pero un día (que podría clasificar como el más inspirador de toda mi vida) me encontré un anuncio en internet por pura casualidad: un anuncio de la UNED, la universidad a distancia española por excelencia (pública). Nunca había oído hablar de ella, pero eso de poder estudiar desde casa sin tener que asistir a clase, llamó mi atención poderosamente. Entonces era el año 2011 y yo estaba a punto de cumplir los 26 años. El anuncio era sobre el acceso a la universidad para mayores de 25, mira, ese requisito ya lo cumplía así de buenas a primeras. Empecé a informarme y quién sabe cómo me matriculé para hacer la prueba "por libre" (sálvese quien pueda). Los exámenes serían en Mayo del 2012 y hasta entonces tenía todo el tiempo del mundo (quitando las horas que tenía que trabajar, claro) para buscarme la vida, el temario y las ganas de estudiar. Al principio no fue nada fácil, tanto tiempo sin el hábito del estudio y no haber tenido nunca una constancia en el mismo, me dificultó la tarea. A punto estuve de abandonar antes siquiera de empezar pero a los cielos gracias, seguí adelante. Hice los exámenes. Dos días de puro terror, aunque no fue para tanto visto en perspectiva. (Esta historia debería ser mucho más larga pero he dicho que iba a ser breve, jaja)

Una vez que entras, ya no quieres salir.


Un mes y medio más tarde me dieron la buena nueva: era APTA, había aprobado el acceso. ¡Muy bien! Menuda alegría. ¿Y ahora qué? En el acceso había conocido la maravillosa Antropología porque era una de las asignaturas que elegí (fui por arte y humanidades y la Geografía siempre me ha espantado...) y aunque no tenía mucha idea de qué iba, me gustaba mucho (eso a pesar de que fue la asignatura en la que saqué la nota más baja de todo el acceso. Curioso, ¿no?)
Entonces como aún seguía trabajando, pero era un trabajo de media jornada y tenía bastante tiempo me dije, ¿por qué no hacer el grado de Antropología? Y así fue. El primer año me matriculé de cinco asignaturas del primer curso para tantear un poco. Me fue bastante bien y me esforcé en la medida en que mi capacidad de concentración me facilitaba tal tarea. No es sencillo querer concentrarse en algo y que el simple vuelo de una mosca común te distraiga.

Housefly, Mosca, Insectos, Macro, Pest
Psss, psss, mírame. Soy la mar de entretenida.
¡Qué le vamos a hacer! Mi mente va a mil revoluciones por nanosegundo, a veces resulta incontrolable (excusas del inconstante. En esta entrada hablo de ello. Ya estoy otra vez distrayéndome, no tengo remedio)
Retomando el hilo... El primer año me fue muy bien (suspendí una asignatura pero la recuperé en septiembre, a cambio obtuve mi primera Matrícula de Honor en la vida) y me gustó la experiencia hasta tal punto que volví a matricularme al año siguiente cogiendo esta vez seis asignaturas, las cinco que me quedaban del primer curso y una de segundo. Este año fue divino, aprobé todo a la primera y volví a conseguir otra Matrícula de Honor (¡ya era la segunda! A ver si resultaba que estudiar se me daba bien al fin y al cabo). El último curso que estudié fue el 2014/2015 en el que cogí 6 asignaturas del segundo curso y oye, tampoco me fue nada mal (muy buenas notas y un suspenso, que once again recuperé en septiembre. ¡Hurra!) Después en 2015 toda mi vida dio un giro bastante importante...
Singapur, La Noria, Vueltas De La Rueda
Mi vida dio vueltas como una noria

Aparte de dejar de fumar (que es un hito que se merece otra entrada y la tendrá) también dejé de trabajar, por lo que, a pesar de estudiar con beca, no podía hacer frente a los gastos que supone. Los materiales de la Uned son muy caros y yo tuve que elegir. Elegí no estudiar ese año y ver si las cosas mejoraban mientras tanto. 2015 se fue, llegó 2016 y más o menos todo seguía igual. Por unas cosas u otras que no vienen al caso tampoco pude matricularme en 2016. 


EN LA ACTUALIDAD

Este año me enteré de que iban a implantar el Grado de Criminología en la UNED ¡No me lo podía creer! Mi carrera soñada en mi universidad favorita! Pero no todo iba a ser coser y cantar... Si me matriculaba en ese Grado sin haber terminado el de Antropología (y otros pormenores que las leyes de becas contemplan a tal efecto) no podría obtener la beca y por ende, debería de pagar los estudios de mi bolsillo, lo cual era imposible.
Bueno, otra vez será, pensé. Pero el gusanillo de volver a estudiar ya se había hecho dueño de mi ser y no pude dejar la ocasión de matricularme de nuevo en Antropología. Y como no, los regresos han de ser por todo lo alto, así que me he matriculado de doce asignaturas (seis por cuatrimestre -aunque eso de cuatrimestre en la UNED no se cumple mucho, que digamos-) Y en ello estoy. Organizarme ya me ha llevado un montón de tiempo. Aún estoy a la espera de saber si me conceden la beca y es más, puede que haga los exámenes de Enero aún sin conocer el estado de la misma. Se supone que sí que me la deberían de conceder, pero bueno como nunca se sabe, estaré al tanto de todo lo que acontezca.

Estudiar en la UNED no es nada sencillo, habituarse a los foros, los ritmos de trabajo que te has de marcar tu mismo, la soledad del estudiante (aunque he conocido a fabulosas personas por internet gracias a la UNED), la constancia y perseverancia que se ha de tener, la ilusión... Son muchos factores. Yo he empezado con mucha garra, quién sabe cómo estaré de aquí a Enero, pero por el momento no me está costando volver y tengo muchas ganas de examinarme. Por eso estaré un tiempo alejada de las letras literarias y de mis proyectos. 

Espero escribir entradas más a menudo aunque sea contando cómo me tiro de los pelos por lo pesada que es Antropología Cognitiva y Simbólica. 

¡A más ver, queridos isleños!

Como ya dije en otras ocasiones, Sueños de Otro Mundo empezó siendo un libro de relatos cortos de terror, una antología más bien, que...



Como ya dije en otras ocasiones, Sueños de Otro Mundo empezó siendo un libro de relatos cortos de terror, una antología más bien, que reunía una serie de relatos que tenía por ahí perdidos o que creé para terminar el libro.

También tengo comentado que no sabía en qué iba a terminar convirtiéndose y ahora después de acabar y publicar el segundo volumen, es casi más una novela que otra cosa. Por ello he decidido unificar ambos volúmenes en uno solo, cuya portada es esta que estáis viendo aquí. (Gracias Lorenn <3 )

De todos modos, las versiones en tapa blanda de los dos volúmenes, Fuego y Agua, siguen estando disponibles en Amazon por separado. La unificación ha sido solo para la versión ebook. He pensado que sería más sencillo captar a nuevos lectores de esta manera y no que tengan que andar comprando dos libros diferentes. Además, las historias están todas unidas y conectadas, como bien sabéis.

Si algún día escribo el tercer volumen (o el cuarto, jaja) ya veré cómo hacer para juntar todo. De momento podéis encontrar esta nueva versión en Amazon por 2,99€. www.amazon.es/dp/B072FJ7WQG

Lo he inscrito en Kindle Unlimited y durante tres meses estará disponible para su descarga gratuita para los socios del Unlimited. 

El niño pedaleaba sin descanso por la calle. A los dos lados había barriles de metal donde ardían papeles de periódico viejos y d...





El niño pedaleaba sin descanso por la calle. A los dos lados había barriles de metal donde ardían papeles de periódico viejos y detrás de ellos, las almas de las que debía prescindir a toda costa, a menos que quisiera resultar tan muerto como aquellas personas.
Necesitaba llegar a algún lugar en donde hubiese un alma que le sirviese para alimentarse. El viaje le había costado parte de una mano y tardaría al menos tres almas en recomponerse. Pedaleaba lamentándose por su estado y por no haber podido planear el viaje con más calma, pero los sabuesos de McKarcy lo tenían acorralado y tuvo que salir corriendo.

─¡Ayuda! ─gritó alguien saliendo desde detrás de un barril. Era un  hombre mayor que tendría unos cuarenta años de los de antes. Su aspecto era horrible, la ropa, de lana deshilachada le colgaba de cualquier manera sobre el delgado cuerpo. El pelo se confundía con la barba, tal parecía un naúfrago recién rescatado de una isla desierta. Aún así, sus ojos de color verde brillaban con demasiada intensidad.

Se abalanzó sobre el niño y consiguió tirarlo del triciclo cayendo él también. El niño se levantó enseguida y se sacudió los pantalones con desgana. El triciclo, que seguía rodando por la calle, se detuvo cuando el niño se lo ordenó.

─¿Qué crees que haces, necio? ─preguntó el niño. Su voz era demasiado potente para ser solo un niño de ocho años y notó que el hombre lo miraba extrañado. Cambió el tono─. Solo estaba paseando con mi triciclo.

Eso pareció suficiente para el hombre y se echó a los pies del niño para rogarle ayuda:

─Por favor, necesito una dosis de vatélica o moriré aquí mismo...

─¿Vatélica? ─El niño buscó en sus archivos mentales pero no halló nada. Fuera lo que fuese la vatélica, era posterior a él.

─Eres joven ─dijo el hombre─, ¿qué haces aquí abajo?

─Estoy buscando a alguien.

─Conozco a casi todas las personas que merodean por aquí, no creo que conozcas a nadie.

─En realidad, creo que está allí ─dijo el niño señalando el gran edificio negro que se perdía entre las nubes─. En la cima.

El hombre se puso a reír y a rodar por el suelo. Su lengua estaba agujereada y le faltaban varios dientes. Sí que parecía muy próximo a la muerte. El niño sintió compasión por él, esos sentimientos humanos no le traían más que problemas.

─Jamás llegarás allí arriba ─sentenció el hombre─. ¡Nunca! 

─Eso ya lo veremos. ¿Y a ti qué te pasa? ¿Por qué pareces tan moribundo? ─Se acercó al hombre y se agachó a su lado. Tocó su barba y el dedo se hundió en la piel como si fuera mantequilla.

─Es la droga, amigo. Si no la tomo no podré reponerme. ¿Llevas algo? Ah, no... Solo eres un niño. ¿Por qué pareces mayor, entonces?

El niño empezaba a encontrarse cansado de verdad, no aguantaría mucho más. Tenía que encoger para no consumir tanta energía mientras buscaba un alma con la que alimentarse. También podría coger la de ese hombre, pero estaba en muy mal estado y el niño se imaginaba que no iba a sentarle muy bien. Aunque tal vez pudiera servirle de transportador. Para ello tendría que ayudarle a conseguir esa droga o no le serviría de mucho.

─Si consigo droga para ti, ¿me ayudarás? ─preguntó el niño.

─Si consigues droga para mí, pequeño, te besaré el culo si hace falta.

─¿Cómo te llamas?

─¿Nombre? Hace muchos soles que me lo negaron, cuando me expulsaron de la Azotea. Yo antes tenía un nombre... Hasta que me obligaron a consumir vatélica. Puedes llamarme Vatel, así me llamaban en el laboratorio: Vatel 45KM2.

─Muy bien, Vatel. Conseguiré tu droga y volveré aquí. No olvides que has prometido ayudarme.

─No he prometido nada, la muerte vendrá a por mí de todos modos. ¿Y tú cómo te llamas, pequeño ángel salvador?

El niño se echó a reír y subió en su triciclo:

─Mi nombre no lo entenderías, la gente suele referirse a mí como el niño del pasado ─dijo y se alejó rodando por la calle─. Vuelvo enseguida.

El pasado 23 de Abril fue el día del libro y por ello puse a mis dos bebés en Lektu con pago social. ¿Y qué es el pago social, te p...




El pasado 23 de Abril fue el día del libro y por ello puse a mis dos bebés en Lektu con pago social. ¿Y qué es el pago social, te preguntarás? Pues muy fácil, entras en Lektu, pinchas en mis libros y puedes descargártelos GRATIS solo a cambio de un post en FACEBOOK o un tuit en TWITTER.
Estarán disponibles (en formato ebook) con este método de pago durante toda la semana hasta que termine Abril. ¡Aprovecha la ocasión! Son más de 300 páginas que puedes conseguir a cambio de casi nada. 

En ESTA ENTRADA  te hablé de cómo surgió la idea para Sueños de otro mundo y desgrané un poco los relatos del primer volumen. Échale un ojo. Después puedes descargarlo siguiendo este enlace:

https://lektu.com/l/monica-fernandez/suenos-de-otro-mundo/4758

Luego, puedes descargar el segundo volumen aquí:

https://lektu.com/l/monica-fernandez/suenos-de-otro-mundo-volumen-2/7034